Al extraer sangre, no cerrar el puño

extraccion.jpg

Diversos investigadores del Reino Unido han advertido a las enfermeras encargadas de extraer sangre a no pedir a los pacientes que cierren y abran el puño antes del procedimiento, pues este método causa un aumento en los niveles de potasio y sodio en la sangre.

Este método se había impuesto en los hospitales y centros asistenciales en la década del 60, pasando de generación en generación.La razón por la cual se pide esto a los pacientes es simple: mejorar la circulación sanguínea y hacer más visibles las venas.

Es por ello que Vanessa Thurlow, coautora del informe publicado en los Anales de Bioquímica Clínica, sugiere que los pacientes cierren el puño con suavidad cuando les insertan la aguja y luego lo relajen completamente antes de que comience la extracción.

Escrito por | 28 de julio de 2008 con 1 comentario.
Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,
Lee más artículos sobre Medicina

Artículos relacionados

  • Venas y arterias a medida

    Técnicas aplicadas en Polonia, Eslovaquia y recientemente en Argentina permiten la creación de venas y arterias a medida, obtenidas a...

  • Diferentes métodos para quitar el hipo

    El hipo es producido cuando el diafragma se irrita y sube de manera brusca, produciendo una respiración anormal y acompañado del cierre de...

  • El colesterol ayuda a la memoria

    Estudios realizados por investigadores franceses han arribado a la conclusión de que el déficit intelectual de los individuos mayores a...

  • Monóxido de Carbono: su daño toxicológico

    El monóxido de carbono (CO), basándonos en sus caracteres fisicoquímicos, es un gas inodoro e incoloro, producido por la combustión...

  • Pomada contra el cáncer de piel

    Una pomada basada en nanomateriales y activada por rayos de luz roja combaten con una eficacia de un 95% el cáncer de piel en su etapa...

Comentarios

  1. Los mejores juegos de DreamCast: UFC - Siguiente Fase - 4 de febrero de 2009 | 18:55

    […] Además, los controles eran muy intuitivos y uno podía ganar el combate en cualquier momento si el rival se despistaba. Tenía un regulador de sangre, lo cual convertía los combates en baños de sangre. […]

Deja una respuesta